Clickea si ves el Ícono

Metroo

Bienvenido Lector

En este Blog, pongo todo lo que pasa por mi mente cuando reflexiono sobre la actualidad o yo mismo, léeme con paciencia y esmero, lee todo lo que puedas, porque eso jamás estará demás en tu Vida....

You Only Live Once

domingo, 18 de noviembre de 2007




Esta es la canci�n que m�s me gusta de el �ltimo disco de The Strokes.

*****Estoy probando este m�todo de subir archivos*****

La Muerte de Lord Guillow (Cap 3)

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Barbara le contestó casi en un tono burlesco a Francis que eso le pasaba porque la gente de la Ciudad lo veía como un Ignorante Campirano, que se podían burlar de él sin que se diese cuenta; y lo peor era que Francis para ser un Noble era bastante ilustrado; había estudiado Historia y Lengua Inglesas durante ocho años en la Universidad, y además sabía algo de Leyes.

Francis pronto se sintió enfurecido por la actitud tan hostil de Lady Barbara; muchas veces llegaba a pensar que si no se hubiesen casado, Francis habría podido viajar a otros países a investigar sobre la Historia de otras civilizaciones como un enviado de la Corona o tal vez qué otra cosa hubiese hecho; Francis muchas veces odiaba su origen Noble; aunque luego de reflexionar lograba vislumbrar lo positivo en ello.

Cuando Barbara terminó de bramar, Francis le dijo que realmente le hastiaba que jamás lo apoyara, que ella era su mujer, y él el Hombre; que le debía respeto; por lo que la mandó a estar con Henry.

Fue enseguida a su Biblioteca, a leer un rato, pasión que tenía desde la niñez, cuando su buen Padre, Lord Henry de Sufflock, un Hombre muy sencillo en su actuar, muy sabio a causa de su interminable vida de aventuras de todo tipo en Francia, Italia y Alemania; era el ídolo máximo de Francis, en su Biblioteca tenía una tétrica pintura de su Padre en al cual aparecía con las ropas de Noble, que en realidad jamás usó. Hacía ya 5 años que no se comunicaba con él, desde un incidente bastante penoso; Francis seguía amando a su Padre, pero creía que él no, y esto lo hacía sufrir bastante a ratos.

Buscó entre sus Grandes y antiguos Libros, uno en especial que nunca podía terminar de leer; era un gran Libro con un poco de polvo, porque Francis no le gustaba que su empleada se metiera allá, era su espacio personal como decía él; y además el Libro tenía una etiqueta adosada al Lomo, que decía "Edición Especial", cuando se prepara a leerlo; llega uno de sus Mozos un tanto acongojado:

-Señor, su Padre está muy enfermo, su empleada trajo el mensaje, dice que quiere que vaya a ver a su Padre a Foxriver rápido-

-Está bien Eduard, vete ya, dile a Anne que le diga a mi Padre, que iré en cuanto pueda...-

-Está bien Milord, eso haré-

Luego de esto, Francis sintió que su corazón se apretaba, le costaba respirar, el nudo en la garganta le era incontenible, hasta que no soportó y lazó unas lágrimas, y luego más y más, siguí llorando por cerca de una hora, cuando cesó comenzó a pensar sobre su Padre.

-Qué puedo hacer, el me odia; yo lo amo, pero su Orgullo es mayor-

Pensó en ir pronto allá; pero luego de pensarlo mucho decidió que iría en dos días más allá; el viaje era corto dijo, y luego le fue a anunciar esto a Barbara con la cara un poco hinchada por las lágrimas.

La Muerte de Lord Guillow (Cap 2)

viernes, 9 de noviembre de 2007

Capítulo II


Al día siguiente Lord Guillow se levantó como siempre, con una barba un tanto larga; pero poco notoria a simple vista así que decidió no afeitarse, Lady Barbara apareció en el comedor mientras el tomaba desayuno y le habló acerca de lo conveniente que podía ser vivir en Londres:

-En Londres está el desarrollo industrial que tanto dinero trae a los inversionistas, dicen que no ir allá es para tontos, que la modernidad está en la ciudad-

Y Francis sólo asentía con la cabeza, pero pensaba en lo molesta que podía llegar a ser esta mujer, al rato terminó su desayudo y decidió partir a la Ciudad para ver unos trámites pendientes; le dijo a Barbara que cuidara a Henry de no meterse en los pantanos, pues le encantaba ir para allá.

Partió al mediodía en una pequeña carroza para él y un acompañante, nada más. Luego de una hora de viaje por los frescos bosques de Faxtone y llegó a Mount Sisex con un sol potente; se sacó el sombrero y entró a la Alcaldía, ahí lo recibió Lord Albert de Güissant el Alcalde, que con reverencias lo hizo pasar:

-Oh, mi querido Lord Guillow, a qué ha venido hoy?-

-Tengo que cobrar unos pagarés de la Alcaldía, me los adeudan desde Marzo y ya es Junio; los tiempos no están buenos como para condonar cualquier deuda; sé que el Rey os entrega una comisión especial por el hecho de tener la fábrica de Hilos; así que me gustaría que me pagasen lo antes posible-

-No os preocupeis Milord, vuestra deuda será saldada cuando antes; vamos ahora abajo a tomar un Café de las Colonias, un café con galletas siempre es bueno para discutir sobre dinero-

-No, descuide; no tengo hambre en mi Hacienda ya comí, sólo venía por la deuda; si gusta puede pagarme ahora y yo me retiraré enseguida-

-Ehhh... mmmm... Milord, el dinero no está aquí precisamente...-

-Pero la deuda ya tiene 3 meses, no me puedes pagar más tarde, he esperado lo suficiente; la Corona tiene los suficientes medios para costear los Municipios-

-Pero Señor, nuestro municipio no cuenta con recursos ahora, no podemos pagar deudas ahora, pero Milord, dentro de una semana la deuda será saldada con creces de Su Majestad, no os preocupeis-

Luego de esto, Francis se retiró lo más rápido posible del lugar, odiaba el Pueblo, pues ese olor a humo imperante, el hollín en las paredes y en el suelo eran insoportables para él. Luego pasó a la Catedral, el Reverendo Vernstein lo recibió con gran cariño, pues le conocía desde la infancia.

-Hola Hijo, que os trae a la Casa del Señor?-

-Reverendo, nada sólo vengo a conversar con nuestro Señor por un momento y a ayudar a esta Iglesia-

-Hijo, tus ayudas son muchas, y son muy agradecidas, sabes bien que los niños de este lugar no tienen lugar donde estudiar y el Rey no está dispuesto a emplear políticas pro-educación-

-Ya lo se Reverendo, el Rey no entrega dineros para nada más que sus lujos y los de su familia-

-Ni lo digas, el Rey hace más de dos meses que no manda ninguna ayuda a los pobres como antes lo hacía....-

-Bueno Reverendo, tengo que irme mi Esposa me espera con mi Hijo Henry.

-Adiós Hijo, Dios te salve-

Así Francis se subió nuevamente a la Carroza y volvió al Castillo, donde vio a Henry jugando muy entretenido en el césped con unos juguetes de madera. Fue rápido hacia él y jugó un rato con este, luego fue donde Barbara para contarle lo de la Alcaldía.

La Muerte de Lord Guillow

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Ahora voy a escribir un pequeño cuento que va a ir por partes, cada cierto tiempo voy a subir una nueva parte, hasta que termine.

Capítulo I

Cuando Lord Francis Guillow caminaba por el largo pasillo de el lúgubre y frío Castillo de Fixter en el Condado de Saxton Hill, Lord Guillow se entumecía y de pronto tiritaba, pero al segundo de esto se recomponía pues este Castillo de sus antepasados no podía albergar a un debilucho cualquiera que no aguantara la fría piedra del edificio, llegó a su Habitación donde Lady Barbara lo esperaba en la cama, Francis con rapidez se metió en la cama y Bárbara al instante lo abrazó con cariño y le dijo:

-Francis, no crees que Londres sería un mejor lugar para vivir? Tu hijo pronto será un hombrecito y no puede recibir la educación de este condado alejado de todo; debemos irnos, puedes vender esta fría estancia y sacarle mucho dinero; tú no la necesitas....-

Francis la miró un tiempo y luego con aplomo se dio vuelta y simplemente se durmió.

Otro día sigo.....

Salu2

Ranking Chile

Top Blogs chile